La evaluación de nuevos clones en viticultura, requiere un gran esfuerzo toda vez que deben evaluarse las características enológicas y la aptitud para diferentes tipos de vinos de estas novedades. Los métodos tradicionales de multiplicación y creación de bloques de incremento en una extensión mínima para realizar microvinificaciones, requiere tiempo y recursos económicos ingentes, lo que limita la expansión de estas evaluaciones a una gran cantidad de clones.

La técnica de “Esquejes Fructiferos”,   permite producir un racimo a partir de un esqueje leñoso en un corto tiempo, y en consecuencia evaluar en ese racimo muchas características propias de cada clon, acortando los tiempos  y recursos necesarios, para la primera toma de decisión de líneas interesantes , que luego se llevaran a multiplicación por el método tradicional. Vivero Mercier Argentina, desarrolla esta técnica en particular con una nueva  serie de clones de Malbec, que se encuentran en la primera etapa de selección.